La influencia que pueden ejercer nuestros profesores de escuela en nosotros creo que es poderosa e importante en nuestro desarrollo y cómo también en ese preciso momento somos capaces de recibir esos conocimientos de una manera más receptiva o dejar pasar la oportunidad de explorar.

Y así fue cuando uno realicé mi primer encargo cuando tenía como 15 años, la idea era realizar un logo de nuestro nombre, y me fascinó la exploración:

Realicé a mano mi primera marca personal «Vidal» cuando tenía como 15 años. Una influencia arabesca en los trazos. Me gusta que ya desde ese entonces ya hacía participe a todas las letras en un todo armoníoso.

Luego mi primer trabajo con cliente real en la Universidad Católica de Chile en la Escuela de Diseño fue a partir de un taller que trabajabamos de manera global la Identidad Corporativa de una empresa, empezando con un estudio de ella: sus necesidades, debilidades, es decir, realizando el DAFO.

Este era la Imagen Corporativa que poseía la empresa. Y la verdad, era necesario odrecer una nueva que se sintieran más identificados.
Así que presenté esta idea que gustó mucho a la Consultora, la cual aun la están utilizando. Este fue mi primer Logo para un cliente. Mi primera exploración en el mundo del Branding.

Y cuando decidí realizar mi proyecto de Título quise tocar el tema de la Miel, un producto que no ha sido abarcado en el ámbito de su presentación frente a un consumidor cada vez más exigente. La miel siempre se muestra artesanal y muy débil de imagen, son pocas las empresas que muestran un valor agregado a través de la marca, la etiqueta, el tipo de producto, el packaging, etc. Y eso fue lo que me hice cargo en mi proyecto y me dediqué a explorar, conocer, desarrollar, diseñar, logrando sin ese objetivo, una distinción máxima en la Universidad.

Así era la imagen corporativa de la empresa apícola.
La propuesta de imagen corporativa para COASBA.

Lo que me gusta del Branding es lograr leer la mente del cliente, escucharlo, saber lo que realmente necesita, y además el desafio de lograr una imagen que sintetice esta inquietud, anhelo, ganas de proyectarse. El poder que tiene una imagen en la captación de clientes, a través de líneas simples, concretas y claras. Lo primordial es que se entienda el mensaje.